Simbolismo de la masonería con referencia a mitologías y misterios de la antigüedad

Redacción El Francmasón
Sígueme
Últimas entradas de Redacción El Francmasón (ver todo)

Simbolismo de la masonería con referencia a mitologías y misterios de la antigüedad

Pie de foto de imagen destacada: Al fondo, el Partenón sobre la Akrópolis, en Grecia, cuna de la civilización occidental.

El  fundamento del mundo natural, de los hombres, del universo… a lo largo de la historia de la humanidad está basado en la disposición de los pueblos a fijar normas que aseguren y organicen la convivencia. Posteriormente serán llamadas leyes (leyes naturales, leyes positivas…) Una perspectiva que supieron ver algunos sabios de la antigüedad es que la humanidad en su conjunto, debería buscar y tener, en un plano teórico, un solo e idéntico fin, sólo una Ley idéntica para todos, aunque exteriormente quieran aparecer como diferente y anormal. Por tanto, es comprensible inferir la importancia en la vida que tiene el concepto Unitario, nos referimos al plano filosófico-religioso. Lo duradero frente a lo efímero, la esencia que pervive en lo inmutable frente a los cambios (no estamos solos en el mundo debemos contar con los otros como ellos cuentan con nosotros). Todos juntos debemos trabajar y disponer de un mundo más seguro y habitable, hoy día sostenible, en ello consiste la supervivencia. El desarrollo desigual de los pueblos hace que los derechos humanos no se desarrollen al mismo tiempo en nuestra llamada Tierra debido a circunstancias socio-económicas, político- jurídicas, geográficos, religiosas, étnicas….

De forma análoga en la “albañilería-masónica”, la tarea de formar a la gente como personas y reconocer a todas las personas como hijos del único Dios, Creador, Eterno, Verdad…como queramos referirnos a Él. El respeto y el amor, la vida de las naciones y los estados, la raza humana tiene que tener la misma tarea, y las leyes por las cuales los masones tienen que vivir entre ellos se deben establecer de la misma manera y mismos principios, por cuanto los pueblos y Estados deben convivir mutuamente Estos puntos mencionados que hacen referencia al  cosmopolitismo, sociabilidad y universalidad fueron algunos de los grandes pilares sobre los que Anderson y Desaguliers, basaron lo que es hoy día la “ética masónica”. Desde aquí recomiendo la obligada lectura titulada “la invención de la Masonería” del Dr. Devrig Mollés facílmente accesible por internet.

Abordaremos a modo explicativo algunas cuestiones en diferentes periodos históricos:

1 En la antigüedad.

Tras el suceso simbólico narrado en la Biblia de la “Torre de Babel” en el que la humanidad dejo de entenderse entre sí dando origen a divisiones y separaciones, a lo largo de la antigüedad, el principio que predomina es el de que todos los estados deben de obrar de acuerdo al derecho de las familias que componen  la sociedad,  nunca se alcanza el reconocimiento en vida de las personas, y en este sentido no existía en la antigüedad una ley de las naciones, un tráfico de personas. Los Estados en su conjunto eran hostiles, conquistar y subyugar era su fin, y el desconocido era un enemigo, no tenía derechos, pero también hay rastros del reconocimiento de un primigenio derecho internacional y un embrión de los que más tarde se llamarían derechos humanos. La hospitalidad hacia el forastero era sagrada en la antigüedad, basada por ejemplo, en un apretón de manos, un beso, una copa de bienvenida. En Grecia, los invitados extranjeros y particularmente viajeros, imploraban el estar bajo la protección y los derechos de . En Roma hubo un peregrinus pretor que era el que podía hablar entre los no romanos y la ley (Romanos cives inter et peregrinos ius dicebat).

Ese deber de proteger al indefenso que se encuentra lejos de su tierra ha pasado en igual medida a la Francmasonería unido del mismo modo  que se ha beneficiado de las transmisiones de conocimientos y cultura de la que son portadoras esas gentes venidas del exterior, y en este sentido al igual que, de modo general, la civilización misma se ha beneficiado también.

2 En la Edad Media.

El cristianismo no podía ser aceptado por los pueblos, haciendo caso omiso de una protección nacional de los derechos de los extraños. El cristianismo, religión del amor universal y derecho humano universal, impedía en realidad y hasta la Edad Media, la formación y el reconocimiento de todos los pueblos y Estados, un derecho transnacional igualitario. El cristianismo se enfrentó contra el Islam (las Cruzadas). Para los cristianos  el principio general era el del Papa. Él dictaba las normas en materia espiritual entre las naciones de la Edad Media: el enemigo no creyente debía convertirse al cristianismo so pena de ser subyugado y erradicado. Consideremos las consecuencias sangrientas y difíciles para la vida de las naciones incrédulas y de los creyentes individuales. Por lo tanto, la esclavitud de los infieles en Europa ha recibido hasta el final de la Edad Media y ha pasado a los derechos de la guerra de religiones en el nuevo mundo, por lo que las Cruzadas, que provocaron innumerables sacrificios humanos en ambos lados provocó que Europa se moviera alertada por esa excesiva supremacía del Papa (ya no se hacia la guerra solo por cuestiones de Fe se hacían guerras para someter y convertir a la fuerza). Por ejemplo: el rey Enrique II de Inglaterra, fue apoderado en 1155 por Adriano IV para llevar a cabo la conquista de Irlanda contra Peter Pence, Luis de la Cerda en 1344 a la conquista de las Islas Afortunadas apoderado por el Papa Clemente VI. (a cambio de una tasa de interés anual de 400 florines de oro) y los reyes de España, Fernando e Isabel, para la expulsión de los musulmanes y la conquista del oeste de la India por el Papa Alejandro VI en 1493.  Del mismo modo, la subyugación y la conversión de Prusia en 1228 por el duque Conrado de Mazovia y los obispos, Christian de Prusia y de Plock fue confiada a la Orden alemana bajo la autoridad imperial y papal, los prusianos, fueron subyugados  e incluso esclavizados.

El Islam también enseñó a sus seguidores que debían luchar contra el infiel e incluso luchar entre sí para lograr la conclusión del eterno consejo de Dios para ellos, para que aquellos a quienes él diera clemencia, encendiese el camino de la verdad, mientras que los otros estarían condenados al infierno: “La espada es la llave del cielo y el infierno!” los caídos en esta lucha  por la única fe verdadera y su propagación, vivirían eternamente con Dios y serian felices en arboledas de sombra y prados”. La conversión de los infieles es el fin último, según el mandamiento del Profeta.

De esta manera, los intelectuales del cristianismo y los del Islam estaban enfrentados como enemigos mortales con el fin de aniquilar uno al otro, nunca pudieron verse como hijos de un único Dios, en la paz y la amistad. Algo mas espiritual fue  la costumbre cristiana y la disposición de la caballería, que se había desarrollado en las disputas nacionales y partidarias, y en las batallas contra los moros en España y llegó con las cruzadas a su máximo florecimiento y gloria. Debido a su introducción en el sagrado oficio antes de que recibiera el título de caballero y la banda junto con las espuelas de oro, el caballero había prometer solemnemente llevar una vida cristiana caballeresca: defender a la Iglesia y la inocencia, las viudas y los huérfanos, los ancianos y proteger a los débiles y observar también en la lucha y la guerra, la noble caballería, la victoria debe ser en justo lance, francamente quedando despreciado, no sólo las malas artes, la mentira y el fraude, sino también la ventaja accidental. 

Después de esto, durante el siglo XVI surgió una nueva ley europea, una mejorada ley verdadera internacional, marcada por una  fe más abierta; se permitían todas las religiones y las personas que la practican, no sólo los cristianos devotos, aquellos que la gente aprecia y reconoce. Es lógico que los caballeros y los Caballeros de la Orden estén relacionados con la masonería por sus principios, espiritualmente conectados entre sí, en cualqui
er caso, se puede decir también que los caballeros compartían los esfuerzos de los masones, sus creencias y sus acciones.

Entre los cristianos y los estados cristianos existía una unión por una fe común, conectados por una idea de grandes imperios espirituales con el Papa a la cabeza. No debían odiarse y no debían hacerse la guerra, debían amarse y ayudarse, estaban sujetos a las mismas leyes de Dios, surge la formación de una ley internacional verdadera, la ciudadanía mundial. Estas ideas de purificación cristiana  llevaron a la victoria sobre el Islam que seguía siendo más rígido. En Alemania surge el deseo y el reconocimiento de la igualdad de derechos de todos los ciudadanos (En la obra siglos después de La Paz Perpetua, Kant (1724-1804) distingue entre los diferentes tipos de derechos según los cuales una persona que vive sujeta a una constitución legal debería de tener. En palabras de Kant: Toda constitución jurídica que tiene que ver con la persona que se sujeta a ella es una de las siguientes: La constitución que conforma la ley civil de los hombres en una nación (ius civitatis). La constitución que conforma la ley de las naciones en su relación entre ellas (ius gentium).La constitución que conforma la ley de la ciudadanía del mundo, en la medida en que los hombres y los estados son considerados como ciudadanos de un estado universal de los hombres, en sus relaciones externas mutuas (ius cosmopoliticum).

En la Edad Media la iglesia papal de Dios dicta las leyes generales, oferta de paz de Dios entre las peleas salvajes y las guerras civiles, al menos desde el miércoles por la tarde hasta el lunes por la mañana para descansar. Esta paz divina, la paz entre los cristianos de todos los países, creada por la palabra del Papa, son aspectos positivos en su  obra. Sus mandamientos de paz (sopena de excomunión) engloban a príncipes y  pueblos, crea obediencia.

La transición de la ley eclesiástica de los pueblos de la Edad Media a los Derechos de los Pueblos más recientes y reales se formó principalmente por la Reforma y, específicamente, en una doble dirección. Inicialmente, la Reforma rompió la supremacía del Papa, en el que el derecho internacional ha perdido su carácter monárquico del club de pueblos y gratuito, aunque, por supuesto, fue la influencia predominante en las grandes potencias. Cesó entonces la antigua idea cristiana, la fe católica, como única y verdadera, otros credos diferentes cristianos debían ser respetados,  por lo que ya sean cristianos o no se debe conceder a las personas y las naciones su gracia, su hueco respetado en el mundo. El progreso infinito, que las naciones han plasmado con la libertad de creencia, los derechos inherentes a las personas desde que lo son, es un germen de reconocimiento internacional.

Pero podemos preguntarnos ahora, cómo se produjo esta influencia en los constructores, albañiles y canteros? Los puntos de vista humanos más puros como la tolerancia y el reconocimiento de otras religiones, incluso las extrañas, ya se encuentran en los primeros tiempos de la Edad Media y mucho más antiguamente en el folklore y vida de los pueblos, por lo que la información estaba ahí desde antiguo. La historia y las leyes de la Masonería, permanecen como un ojo abierto hoy, en cada obra construida antigua,  con una claridad encubierta. El área de trabajo de los artesanos y constructores era grande, se desarrollaba a veces en tierras lejanas.  Artesanos de Alemania, España, Inglaterra, Francia e Italia, se unieron con pocos recursos en la Edad Media. Además de los edificios y ermitas ejecutados desde las chozas de los constructores había jornaleros errantes de diferentes lenguas y linajes, unidos para trabajar en paz. Entre sus reglas y máximas estaban las de que se debe promover el trabajo, y que el trabajo sea un bien, debía existir una estricta supervisión, debía ejercerse con orden las obras de construcción, y los maestros y oficiales con los siervos (aprendices) de manera uniforme tuvieron que adquirir y desarrollar con prudencia sus funciones. La piedra y sus reglamentos, que se extienden incluso a la misma arquitectura desde la antigüedad contenían disposiciones detalladas relativas a la forma y desarrollo del trabajo de la piedra por maestros y oficiales. En su carácter básico, esta lo cristiano, incluso originalmente monástico, pues el albañil gremial trabajaba en nombre de una hermandad y como gremiales camaradas que eran pasaron a llamarse hermanos

En Estrasburgo en 1707 después de la conquista de Alsacia por los franceses fue aplastada la revuelta de los campesinos Alemanes. Con la confirmación por el Emperador Maximiliano I en 1498, se produce la primera articulación de la orden alemana puesta por escrito en 1459. En 1563 por las Asambleas de la Maestría  celebradas en Basilea y Estrasburgo (se crea la primera logia de constructores). Así que aparecerá al final de Siglo XV la Constitución de Masones de Alemania unida por  una alianza íntima formada por las fraternidades de Estrasburgo, Colonia, Viena y Zurich siendo la de Estrasburgo, la que ostentaría la Gran Maestría sobre toda la hermandad. Los masones alemanes pusieron en práctica la amistad, en conjunto con los albañiles y canteros de los demás países de Europa, por lo que la Masonería había envuelto alrededor de toda la mampostería una buena agrupación de hermanos. 

El nacimiento de la idea de Estado Nación, Estado soberano, se encuentra configurado en la Paz de Westfalia de 1648, más bien un par de Tratados en los que se ponía fin de un lado a la Guerra de los 30 años (entre diversos Estados Europeos) y por otro a la Guerra de los 80 años entre España y Países Bajos.

3. En la Ilustración.

Al comienzo del segundo cuarto de siglo XVIII, un grupo de pensadores europeos elaboró una nueva y revolucionaria doctrina filosófica, la ilustración, que iba a hacer tambalear los cimientos del antiguo régimen. Esta corriente de pensamiento se caracterizaba por la plena confianza depositada en la razón humana para resolver todos los problemas de la existencia. Fue necesaria la conjunción de una serie de circunstancias sociales y políticas para que surgiera la nueva doctrina. A mediados del siglo XVIII se produjo un aumento significativo de la población europea, gracias en gran medida a los avances de la medicina y la mejoría constante de las condiciones higiénicas, que contribuyeron a aumentar la esperanza de vida. A su vez, una próspera coyuntura económica favoreció el enriquecimiento de una burguesía urbana que empezó a reclamar el acceso al poder político que hasta entonces les había estado vedado.

La ilustración no fue territorio exclusivo de una clase social determinada. Se podría decir que se trataba de un estado de opinión pública que afectó diferentes estamentos, desde la nobleza y el clero hasta comerciantes y artesanos, sin olvidar los profesionales liberales, muchos de ellos Masones, que componían una minoría culta y acomodada que empezaba a disfrutar de su tiempo de ocio. Pero quizá el más importante era que su trabajo intelectual empezó a jugar un papel destacado en la creación de los estados modernos y en la nueva economía que se estaba gestando.

Nombres como Leibiniz, Newton, Montesquieu, Voltaire, Bach, Mozart, Hume, Rosseau, Kant, Adam Smith y tantos otros menos conocidos, todos ellos brillantes talentos masónicos, especialistas en diferentes ramas del conocimiento, coincidieron a la hora de levantar el “edificio” de la ilustración, utilizando para ello una estructura fundamentada en el rechazo y la condena del orden establecido, depositando su fe en un mundo renovado por leyes lógicas y naturales que tuvieran como fin la búsqueda de una felicidad tangible y más terrenal.

Las ideas de los pensadores ilustrados atravesaron fronteras, llegaron hasta el último rincón de la vieja Europa, cruzaron océanos y pusieron en contacto a
hombres de distintas razas y culturas, que hasta entonces habían estado separados por un abismo insalvable, abriendo un futuro de esperanza para todos ellos.

Por ir concluyendo, podemos observar en cualquier estudio que llevemos a cabo que las leyes dadas por los pueblos y los estados promueven y hacen que surja con el devenir del tiempo una  Ley de las naciones” (que ya es concebida como una ley positiva por Francisco de Vitoria (1480-1546 que adquirió el título de Padre del Derecho Internacional). Vitoria veía el mundo como un organismo político completo una “república del mundo”, en la que todos los agentes políticos están sujetos a la autoridad de la ley de las naciones, la cual ordena las relaciones entre los estados) y por lo tanto esa idea se plasma en la Universalidad, el Bien Común, el Orden Mundial… ideas que comparte la masonería hoy día. 

EPILOGO

Vemos como ideales humanistas, igualitarios fraternales… que inspiraron el nacimiento y desarrollo del Derecho internacional por una parte y la realidad práctica internacional marcada por las guerras han ido las mas de las veces cada una por su lado (ya habla nuestro Ritual de: “..sociedad profana en la que reina la envidia, el fanatismo, la discordia, la vanidad y otras pasiones que la esclavizan..”). Mucho se ha avanzado y debemos confiar en que no se detenga su marcha (en línea con el filósofo Hernán A. Ortiz Rivas). El masón, desde la educación masónica adquirida debe trasladar en la medida de sus posibilidades a la sociedad en la que convive su ejemplo más o menos discreto, su conducta tolerante y su talante de libertad. El deber del masón es abrirse a la sociedad en la que convive. No debemos olvidar que tenemos el deber de contribuir al bien general de la sociedad (punto 9º de  los Antiguos Deberes y Ritual de Iniciación del REEA: “…debemos aprovechar el tiempo para realizar la misión que tiene el hombre sobre la tierra que habita y en la sociedad que le rodea”).

A lo largo de estos trabajos hemos visto la presencia de HH.: en diferentes instituciones internacionales bien sea desde el punto de vista de su aporte filosófico como  presencial. Presencia que se ha plasmado en la propia redacción de los textos. Es difícil disociar las ideas masónicas de estos textos. Desde el punto de vista de teoría masónica podemos inferir gracias a su presencia física y viva, en estos lugares y momentos históricos que todos ellos han trabajado en beneficio de la humanidad; desarrollaron ideas de progreso y tolerancia, colaboraron en la redacción de documentos, intervinieron en la firma de Cartas, Declaraciones y Tratados, participaron y ocuparon puestos relevantes en los diferentes organismos…(1) apartando la beligerancia, los intereses nacionales, el fanatismo de los debates, siendo proclives a reforzar las garantías judiciales, la paz, la fraternidad.

En resumen: el ideal de la Masonería en acción. Hombres que han aportado su talante al mundo profano en el ideal de un mundo mejor, más justo y menos violento. La masonería estaba presente. Eso es innegable.

Acabo con las palabras de nuestro R.:H.: Pío Ramos López, Venerable de la Logia Añaza 125 en Santa Cruz de Tenerife: “La Masonería no es ni más ni menos que una institución cuyo fin tiende a la regeneración del hombre por el hombre; a conseguir su progreso, su más alta civilización, su más absoluta perfección, buscando la Verdad en todos los órdenes sociales; para cuyo efecto educa a la humanidad y la ilustra para que pueda llegar al expresado fin, con perfecto conocimiento de causa. Año 1904.

___________________________________________________________________________

1.- En total han habido 15 premios Nobel de la Paz masones, siendo el primero dado de manera conjunta a los HH.: Dunant y Passy en 1901, que inauguraron precisamente dicho galardón. El último galardón por la Paz concedido a un masón fue el del año 2009 a Barack Obama, en pleno S. XXI.

Octavio HermosoMaestro Mason. REAA. GLE. Alicante

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta