Oleada de críticas masofóbicas por un tweet del Ministerio de Cultura

La pertenencia a la masonería sigue siendo una actividad de riesgo en muchos países, España entre otros. Las redes sociales han desplegado esta semana toda su capacidad de odio por la publicación de un tweet del Ministerio de Cultura en el que se promociona el Centro Documental de la Memoria  Histórica (CDMH).

Sabia y actual es la frase del hermano Antonio Machado escrita en ‘Campos de Castilla’: «De diez cabezas, nueve embisten y una piensa. Nunca extrañéis que un bruto se descuerne luchando por la idea». 

Hablar en España pública y abiertamente sobre masonería es motivo de escarnio, ensañamiento y todo tipo de insidias. En esta ocasión, la mecha que ha hecho explotar la bomba de las iras atávicas más oscuras que perviven en el país, es un simple tweet del Ministerio de Cultura promocionando el CDMH de Salamanca, donde sigue siendo visitable la exposición permanente que creó el dictador Francisco Franco para ridiculizar la orden.

Hete aquí el enlace causante de tantas críticas: Twet del Ministerio

El tweet del Ministerio de Cultura que incendió las redes sociales.

LA RED DEL ODIO

Si Twitter, hasta cierto punto, es la red por excelencia para cultivar este tipo de emulsiones ricas en testosterona y sinrazones, ciertas publicaciones afines a la iglesia católica han aprovechado el lance para apuntarse al bombardeo y volver a sus típicos fueros inquisitoriales. Aquí podemos acceder al artículo al respecto publicado por uno de estos blogs supuestamente religiosos: Artículo Revista

Las barbaridades que los trolls de Twitter escriben son dignas de análisis psiquiátrico y aquí dejamos una muestra de algunos de los comentarios:

Comentarios de Twitter.

DEBER DE PROTESTA

Lo cierto y verdad es que pese a la excelente labor de difusión histórica que realiza CDMH, deberían ser las obediencias masónicas españolas las que tomen cartas en el asunto para protestar ante el Ministerio que dirige Miquel Iceta ante el hecho de que desde una institución pública se siga proyectando una imagen tan tópica, negativa y pueril de la masonería.

En esencia, la exposición conserva todos los elementos escarnecedores que ideó el dictador para convencer a los españoles de que la masonería, en combinación con un extraño cocktail en el que se incluía un tercio de judaísmo y otro tercio de comunismo, eran los males fundamentales de España, que se debían combatir asesinando sin piedad a sus integrantes, acción que no dudó en realizar bajo la hégira de la cruzada.

Logia que creó Franco en Salamanca para ridiculizar a los masones.

HERENCIA DEL CARLISMO

Fue una de las ramas más regresivas y conservadoras del franquismo, la carlista, la encargada de levantar esta especie de parque temático. Al ministro Marcelino Ulibarri se le encomendó llevar a cabo esta obra, en la que se utilizó el material incautado de multitud de logias españolas. En 2007, el Gobierno del socialista Rodríguez Zapatero convirtió esta pseudologia, junto con el Archivo Histórico de la Guerra Civil, en el CDMH.

Por todo ello y ante este tipo de acciones, desde este espacio hacemos un llamamiento a las distintas obediencias masónicas que existen España, a fin de que unan sus fuerzas para conseguir que esta institución proyecte una visión distinta de la masonería.

En los tiempos de la sociedad de la información y el conocimiento, se debe dar a conocer al mundo profano una visión más verosímil y positiva sobre lo que se desarrolla en las logias para alejar a la ignorancia de la sociedad y evitar la mutilación social a la que se ven sometidos muchos los hijos de la viuda.

Mientras tanto, las redes sociales en manos de integristas, siguen rebuznando contra aquello que desconocen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta