La mañana se desplegaba serena sobre el campus de la Universidad de Alicante (UA) en San Vicente del Raspeig, cuando su Archivo de la Democracia, se preparaba para organizar un acontecimiento histórico.

Habían pasado más de seis décadas desde que los tres baúles, guardianes silenciosos de secretos ancestrales, fueron cerrados con llave. Ahora, finalmente, el legado masónico de Julio Just Gimeno fue liberado de su largo letargo.

Dos de ellos, robustos y metálicos, y el tercero, más antiguo y de madera, parecían contener no solo documentos, sino también el eco de un pasado tumultuoso que aguardaba pacientemente ser desvelado.

Legado masónico de Julio Just Gimeno - noticias masonería
Imagen de Julio Just Gimeno. FOTO: UA

Entre la expectación y el respeto, se abrieron los cofres del legado masónico de Julio Just Gimeno. Liberaron un eco ancestral que susurraba historias de exilio, luchas perdidas y un fervor republicano que había desafiado al tiempo.

UN HILO CONDUCTOR

Entre los susurros del pasado, emergía un hilo conductor que tejía la trama de la narración: la pertenencia a la masonería de Julio Just Gimeno, tal y como se conoció en el acto que tuvo lugar en la Universidad de Alicante el 12 de enero.

Legado masónico de Julio Just Gimeno - noticias masonería
Detalle de la banda masónica del líder republicano. FOTO: UA

Emilio Rosillo Clement, el director del Archivo de la Democracia, relataba con emoción cómo el valioso legado documental del político republicano y figura clave de la II República, había llegado a la universidad.

Lo que más intrigaba eran las referencias a la masonería entre los títulos de las carpetillas y legajos desplegados ante sus ojos ávidos de conocimiento sobre el legado masónico de Julio Just Gimeno.

BANDA Y MANDIL

La curiosidad se avivaba con cada hallazgo. Su mandil y su banda están intactos. La documentación revelaba una red intrincada de correspondencia con destacados políticos y exiliados, así como informes encriptados y escritos autobiográficos.

Legado masónico de Julio Just Gimeno - noticias masonería
Instante de la recepción del archivo del dirigente. FOTO: UA

Lo más destacado, lo más enigmático, aguardaba oculto en el fondo de uno de los baúles: un sobre arrugado y macilento que guardaba un tesoro inesperado.

En su interior yacía un conjunto de documentos sobre masonería, acumulados por Julio Just durante su exilio en Francia. Junto a ellos, una banda y un mandil masónico de extraordinaria belleza y simbolismo, testigo silencioso de su filiación.

VÍNCULO MASÓNICO

Este descubrimiento revelaba una faceta menos conocida de Julio Just, su vínculo con la orden que había marcado su vida.

La laboriosa  tarea de clasificación de la documentación revelaba un pasado donde la masonería se entrelazaba con la lucha por la democracia y la resistencia frente a la opresión. El fondo de Julio Just se erigía así como una fuente histórica incalculable, un testimonio vivo de una época convulsa que había desafiado el olvido.

LUCHA Y ESPERANZA

En palabras de Emilio Rosillo, el legado de Julio Just era más que un simple archivo, era un reflejo de años de lucha y esperanza.

Su compromiso con la democracia y su incansable búsqueda de la verdad resonaban en cada palabra escrita, en cada símbolo grabado en el mandil masónico que había permanecido oculto por décadas.

Detalle de la correspondencia. FOTO: UA

Julio Just, cuyo deseo de regresar a España bajo las banderas de la República nunca se cumplió, encontró su última morada en París. Su legado perdurará recordándonos que incluso en los momentos más sombríos, la luz de la verdad pueden brillar con intensidad.

De la pluma a la política en la España republicana

Julio Just Gimeno, una figura polifacética nacida en Valencia en 1897, dejó un legado imborrable como político, escritor e ingeniero. Su vida estuvo marcada por una dedicación inquebrantable a sus ideales y un profundo compromiso con la causa republicana.

ESQUERRA VALENCIANA

Desde temprana edad, Just Gimeno mostró un interés por la política y la literatura. Se involucró activamente en la fundación de Esquerra Valenciana, un movimiento político que abogaba por los ideales republicanos.

Entre los archivos se encuentra importante documentación de la Guerra Civil. FOTO: UA

Su incansable labor lo llevó a ocupar diversos cargos políticos, desde diputado en las Cortes Constituyentes de 1931 hasta ministro durante la convulsa Guerra Civil Española.

MINISTRO DE OBRAS

Durante la Guerra Civil, Just Gimeno desempeñó un papel crucial como Ministro de Obras Públicas. Trabajó incansablemente para mantener la infraestructura del país en medio de la devastación. Sin embargo, tras la conclusión de la guerra en 1939, se vio obligado a exiliarse en Francia, donde continuó su lucha por los ideales republicanos.

Legado masónico de Julio Just Gimeno - noticias masonería
Las fotos recogen importantes momentos de la historia de España. FOTO: UA

Su exilio no fue fácil. Durante la ocupación alemana, Just Gimeno fue encarcelado e internado en un campo de concentración, donde sufrió duras condiciones. Sin embargo, su espíritu indomable lo llevó a continuar su lucha, incluso en los momentos más oscuros.

GOBIERNO EN EL EXILIO

A pesar de las adversidades, Just Gimeno nunca abandonó sus convicciones. En 1947, formó parte del gobierno de la República presidido por Rodolfo Llopis, también masón.

Ocupó importantes carteras ministeriales. Su compromiso con la causa republicana lo llevó a trabajar como traductor en organismos dependientes de la ONU y mantuvo viva la esperanza de un retorno a la democracia en su país.

El personal del Archivo de la Democracia revisando la documentación. FOTO: UA

Durante las décadas siguientes, Just Gimeno continuó sirviendo a su causa. Ocupó varios ministerios en diferentes gobiernos republicanos en el exilio, desempeñando roles clave en momentos críticos de la historia política española. Su dedicación y liderazgo lo llevaron a ocupar la vicepresidencia del Gobierno republicano durante el mandato de Emilio Herrera.

LEGADO LITERARIO

Sin embargo, su contribución va más allá de la política. Just Gimeno también dejó un legado literario significativo, con obras como «Blasco Ibáñez y València» y «Siembra republicana», que reflejan su compromiso con la difusión de los ideales republicanos y su amor por su tierra natal.

Legado masónico de Julio Just Gimeno - noticias masonería
Los baúles que custodiaban la documentación justo antes de su apertura. FOTO: UA

El legado de Just Gimeno perdura hasta nuestros días como un recordatorio de la lucha por la libertad y la justicia. Su vida ejemplar y su dedicación incansable a sus ideales lo convierten en un símbolo de resistencia y esperanza para las generaciones futuras.

Falleció en París el 30 de octubre 1976. Su entierro en Port-Vendres marcó el final de una vida dedicada al servicio público y a la defensa de sus convicciones, un testimonio perdurable de su compromiso con la justicia y la libertad en tiempos turbulentos.