Desde todos los ámbitos de la masonería se sigue con enorme preocupación el conflicto que se ha desatado en Ucrania. Los valores de la masonería son totalmente contrarios a los conflictos. La reacción de CLIPSAS, principal agrupación de obediencias liberales del mundo, no se ha hecho esperar. Su presidente, Iván Herrera Michel, ha difundido el siguiente comunicado:

«Muy Respetables Grandes Maestros y Gran Maestras de las Obediencias firmantes del Llamamiento de Estrasburgo, miembros de CLIPSAS y a todas las Obediencias. La intensificación de la crisis en Ucrania corre el riesgo de provocar una guerra con grandes perjuicios para la humanidad y el ecosistema mundial.

Imagen de un bombardeo sobre Kiev.

Preocupado por esta situación, basado en los valores universales del Llamamiento de Estrasburgo del 22 de enero de 1961, fiel a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas, el Buró en pleno respeto de los derechos humanos y reunido en sesión extraordinaria el 24 de febrero de 2022: 

1) rechaza toda forma de violencia y amenaza como medio para resolver los conflictos entre los pueblos
y los Estados.

2) Llama a todas las Obediencias miembros o no miembros, para que exterioricen la Cadena de Unión Universal basada en la total libertad de conciencia y la perfecta tolerancia mutual. Que son principios incluidos en el Llamamiento de Estrasburgo, que reflejan la voluntad de desarrollo participativo y la solidaridad entre las naciones, y

Iván Herrera Michel, presidente de CLIPSAS.

3) Pide a todas las Hermanas y Hermanos del mundo que se empeñen en crear un ambiente
internacional favorable al diálogo y en buscar una solución pacífica al conflicto,

La estabilidad de las relaciones internacionales y la consolidación de una paz justa y permanente deben ser los objetivos de todos. Con toda mi consideración y afecto fraterna».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta