Asilo político en Francia a masones afines a Óscar Pérez

La Corte Nacional de Derecho al Asilo concede el régimen de refugiado a Ángel Fajardo

A la izquierda Óscar Pérez, decorado con los atributos masónicos.

El Gobierno de Francia, a través de la Corte Nacional de Derecho al Asilo, ha otorgado asilo político al hermano masón Ángel Fajardo, miembro de la Logia Santiago Mariño Nº 208 y afín al malogrado hermano Óscar Pérez, según asegura el periódico venezolano El Nacional, crítico con el régimen político del país.

Al parecer, Fajardo y su familia están atravesando graves dificultades para encontrar protección y seguridad dentro de Venezuela. El mismo medio asegura que Francia está concediendo el estatus de refugiados políticos a masones contrarios al régimen de Nicolás Maduro.

La situación en Venezuela entre masones partidarios y detractores del dictador se ha tornado extremadamente tensa, hasta el punto de que el mismo medio asegura que se están produciendo delaciones, purgas y colaboraciones para capturar a los hermanos disidentes con el status quo político.

En el caso de Ángel Fajardo, la Corte Francesa del Derecho al Asilo ha indagado respecto al impacto, la forma y las consecuencias de la persecución del régimen de Maduro contra Óscar Pérez y su grupo de afines.

Se trata del primer precedente jurídico para masones de Venezuela. Los casos de asilo han sido observados y entendidos conforme a la situación sufrida por el hermano Ángel Fajardo y han recibido amparo en virtud de de la Convención de Ginebra del 28 de julio de 1951.

Comisión Masónica Internacional de Derechos Humanos denuncia al régimen de Maduro por crímenes contra masones

Comisión Masónica Internacional de Derechos Humanos denuncia al régimen de Maduro por crímenes contra masones

Pie de foto de imagen destacada: Óscar Pérez asistiendo a una tenida blanca.

Como consecuencia del crimen contra Oscar Pérez cometido por el régimen de Maduro y  la persecución sistemática a los miembros de la orden masónica a la que él pertenecía, varias de estas personas crearon la  Comisión Masónica Internacional de Derechos Humanos con el fin de apoyar a las víctimas de violaciones de derechos humanos y en particular a los masones perseguidos políticos de la tiranía que controla el poder en Venezuela.  A continuación, se reproduce el comunicado que publican en su web y que recoge la denuncia presentada.

El comité surge como una medida para garantizar la difusión de los casos de violencia política generado por gobiernos represivos, tales como la dictadura de Maduro, en razón de que apelando a la amenaza, la coerción, el padrinazgo y la complicidad obligan al silencio y por este motivo la gente desconoce las circunstancias detrás de casos criminales en los que está envuelto el régimen cuyas víctimas son masones.

En Venezuela esta situación de colaboración con el régimen de Maduro llevó a que se cometieran irregularidades por parte de miembros de la Logia Santiago Mariño N 208, afiliados a la Gran Logia de la República de Venezuela. Una de estas es el juicio masónico injusto e ilegal realizado por algunos de los miembros contra el hermano Oscar Pérez, era tan irregular que fue un juicio en ausencia y su defensor era un funcionario político del régimen de Maduro.

Un segundo evento irregular fue haberle negado su derecho a participar en tenida cuando Oscar Pérez lo solicitó, tanto para él como para el hermano José Díaz Pimentel , quienes querían dialogar. En esa oportunidad, a ambos miembros se les negó la entrada a la logia, dejándoles afuera del templo, literalmente en la calle a la vista y alcance de los funcionarios de Maduro. Sin duda, un acto cobarde y criminal perpetrado por operadores del régimen dentro de la logia. Si alguien tiene que dar explicaciones sobre este particular es el past-venerable maestro de la logia Santiago Mariño N 208, el señor Rubén Rodríguez. Solo él puede decir qué le motivó a impedir la entrada a estos hermanos. Incluso, ¿por qué este hermano con conocimiento de lo que sucedía en su logia no hizo contacto con una oficina de derechos humanos e informó lo que estaba aconteciendo? Hizo todo lo contrario, ocultar y silenciar. Está claro que la mayoría de los miembros de la logia Santiago Mariño N 208 me han dicho que fueron involucrados sin conocimiento en esta tenida de inafiliación de Oscar Pérez, en un acto que fue monitoreado por funcionarios de Maduro acta en mano, así que fueron convertidos en presa del comportamiento del señor Rubén Rodríguez y de sus aliados del chavismo en la logia y la Gran Logia. Si por algún motivo el señor Rubén Rodríguez fue obligado a cometer todos estos atropellos, ya es tiempo de que diga quién y bajo qué circunstancias.

Un  tercer evento irregular fue la negativa de la Gran Logia de Venezuela bajo la Gran Maestría del coronel Ubaldo Jiménez Silva de condenar el régimen de Maduro por el horrible crimen en contra de los hermanos Oscar Pérez y José Díaz Pimentel, simplemente ellos produjeron un documento plagado de confusión y complaciente con la tiranía de Maduro. Si se le compara con los pronunciamientos de los Grandes Orientes de Ecuador, Paraguay, Brasil y España, se puede ver la diferencia en el  tono y estilo.

Desde la Confederación Masónica Interamericana de ese tiempo, hicieron un documento condenatorio irrefutable, mientras que la Gran Logia de Venezuela bajo la dirigencia del coronel Jiménez Silva evitó pronunciarse por una condena, pero no conforme el documento está plagado de contradicciones porque ellos niegan que se haya expulsado a Oscar Pérez de la orden, cuando en realidad eso fue lo que sucedió de facto, como lo han dicho miembros de la logia Santiago Mariño N 208, pero además es un documento indignante que pide a los francmasones colaborar con las investigaciones de los cuerpos de seguridad del Estado, un régimen que está acusado por crímenes de lesa humanidad, pero que además está señalado por diferentes entes de importancia en la materia de derechos humanos, tales como la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet y la Misión de Determinación de los Hechos de las Naciones Unidas, descargar el documento aquí: http://localhost/Francmason/wp-content/uploads/2021/05/Comunicado-de-Prensa-por-Venezuela-1.pdf

Documento en el que se acusa a Oscar Pérez de traidor a la patria

El documento redactado por la Gran Logia no conforme en condenar la dictadura de Maduro por la masacre contra miembros de su propio oriente, ordena que las logias colaboren con los organismos de seguridad diciendo, según  ellos, “la verdad” y sujetarse al secreto masónico pero haciendo la salvedad de que solo protejan los modos de reconocimiento. El documento es realmente un atropello a la inteligencia humana, tendrán mucho que explicar tanto el señor Jiménez Silva como quienes le acompañaron en este horrible episodio de la masonería venezolana y se prestaron para esta colaboración con el régimen de Maduro.

Masones represaliados por el régimen de Maduro.

Y sobre el coronel Jiménez Silva, no entiendo cómo nunca nos enteramos en la comunidad masónica que fue procesado en la Corte Marcial el 4 de noviembre de 1999, donde le dictaron una sentencia de once años y dos meses de prisión por la comisión de los delitos de sustracción de fondos pertenecientes a las Fuerzas Armadas, cometido en forma continua y abuso de autoridad y que luego el TSJ, bajo la presidencia de Iván Rincón Urdaneta en 2001, cuando ya era un organismo bajo control del chavismo, ordenó la celebración de un nuevo juicio oral en el que se acordó la libertad de los imputados y se produjo la nulidad de la sentencia recurrida. Se puede ver más de esta información en este link: https://comisionmasonicaddhh.com/html/00-0174.htm

En este mensaje el orador fiscal reconoce el juicio a Oscar Pérez y cuáles fueron los argumentos. Así que este Gran Maestro ya había tenido problemas con la justicia y nada menos que un juicio militar, pero después fue rescatado por un TSJ chavista, así que era poco lo que se podía esperar de su imparcialidad.

Otra situación lamentable producida en esa Gran Logia fue la desaparición de otros dos miembros, los hermanos Wilmer Muñoz y Juan Hurtado. Investigaciones señalan al régimen de Maduro de estar incurso en sus desapariciones. Al hermano Juan  Hurtado, comandante de la Casa de Armas de la Guardia de Honor Presidencial, el régimen de Maduro le hizo acusaciones infundadas, y al comisario Wilmer Muñoz se presume que fue emboscado. Ambos casos fueron denunciados en la Gran Logia por sus familiares y se ordenó una investigación, pero cuando encontraron evidencias de la participación del régimen de Maduro abandonaron al investigador, quien tuvo que refugiarse en otro país. Se señala como responsable de encargar la investigación al hermano Alfredo Tovar, ahora refugiado en Chile, de acuerdo con el testigo este hermano sabia de la investigación, pero no informó a ninguna oficina de derechos humanos.

También sobre este hermano Tovar se le ha vinculado con un documento que supuestamente emitió la Gran Logia firmado por él, cuya noticia fue reseñada por Diario masónico. En ese documento se declara a Oscar Pérez como un traidor a la patria y es el motivo de su suspensión. Hasta el momento él niega ser el autor de dicho documento; sin embargo, debe ser parte de una investigación profunda. También deben investigarse las denuncias de presencia de colectivos dentro de las logias realizadas por hermanos en las redes sociales.

Desaparecidos y asesinados del régimen de Maduro

Así que es muy grave lo que aconteció en la Gran Logia de Venezuela, principalmente durante ese período del coronel Jiménez Silva. Su silencio ha sido un factor de colaboración con la dictadura, su falta de denuncia ha facilitado la acción de agentes del régimen de Maduro en contra de las víctimas y también de quienes denunciamos. Ellos han tratado de descalificarnos censurando nuestras publicaciones y promoviendo odio en contra de nosotros en grupos de Whatsapp, así como enviando amenazas con mensajes de voz. Por este motivo hemos creado esta Comisión Masónica Internacional de Derechos Humanos, para proteger la integridad de los masones perseguidos políticos y develar la verdad de lo que sucede con la persecución de masones por el régimen, de modo que podamos exponer la verdad a través de las diferentes plataformas comunicacionales y de esta manera crear canales institucionales con los diferentes entes internacionales de derechos humanos para informarles con detalle las violaciones de nuestros derechos humanos.

La Comisión ha estado acompañando los procesos de denuncias ante los diferentes entes, en particular agradezco su apoyo para mi persona en la entrega de mi denuncia acompañada de un informe a la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela, que versó sobre todo estos aspectos que les he mencionado a lo largo de este escrito y los cuales he compartido íntegramente con esta Misión, incluyendo los 2 chat del Grupo de la Logia en el que participó el hermano Oscar Pérez, que demuestra la vinculación de Oscar con la orden y la posible vía de conexión del régimen que lo llevó a la logia.

En el centro, el coronel Jiménez Silva rodeado de funcionarios del régimen

También es importante destacar que la Comisión celebra la primera sentencia de la Corte Nacional del Asilo del Estado Francés, que ha otorgado el asilo político a un miembro de la logia Santiago Mariño bajo el argumento de que el ciudadano era miembro de la misma logia de Oscar Pérez, y que debido a lo sucedido a él y a José Díaz Pimentel, era motivo suficiente para temer por la vida del ciudadano en cuestión, por lo tanto, debía ser protegido por el Estado francés. Se utilizan para demostrar la conexión de Oscar con la Logia Santiago Mariño los artículos de prensa, así como los chats de Whatsapp en los que se denuncia y demuestra la persecución del régimen contra masones. Este material está siendo difundido entre las embajadas y organismos internacionales de derechos humanos junto con testimonios de las víctimas y testigos.

La Comisión Masónica es consciente del peligro que significa una dictadura, no solo la de Maduro, sino aquellas de similar naturaleza que existen y prosperan en el mundo, así que por ese motivo adquiere ese carácter internacional. Además, en su directiva cuenta con masones venezolanos que en su mayoría están en el exilio y ahora se están integrando a los masones de otros países.

La primera directiva de la comisión está presidida por el abogado William Jiménez, un especialista en derecho penal conocido por ser el primer denunciante del ajusticiamiento de Oscar Pérez, en su condición de ex coordinador de Investigaciones Estratégicas de la morgue de Bello Monte. William fue, además, representante de derechos humanos en el Colegio de Abogados de Caracas y miembro de la Federación Interamericana de Abogados con sede en Washington. Tiene el reto de crear la plataforma privada de defensa de masones perseguidos políticos. Le acompañamos en su directiva mi persona, Esteban Oria, como su colaborador cercano en la Dirección Ejecutiva, cargo que me honro en tener. También están los hermanos Endry Méndez en el capítulo Paraguay, Lenin Morales en el capítulo Ecuador, Eduardo Figueroa Marchena, en el capítulo España, William Alfredo Moreno y Tugomir Yépez en el capítulo Francia. La comisión es un ente privado, no es un Oriente ni pretende serlo, en todo caso es una organización que articula acciones para defender la democracia y los derechos humanos y aspira a tener la mejor de las relaciones con todos los orientes del mundo en sus diferentes idiomas, así que invita a miembros de los diferentes orientes a participar en sus actividades.

La masonería venezolana recuerda a Francisco de Miranda en su aniversario

La masonería venezolana recuerda a Francisco de Miranda en su aniversario

El 28 de marzo los masones de Venezuela celebraron su Día Masónico Nacional, en homenaje a aquel 1750 en el que vio la luz su héroe nacional, el precursor generalísimo Francisco de Miranda, considerado uno de los padres de la masonería hispanoamericana. 

A continuación y en su homenaje, les dejamos esta breve biografía en la que se ahonda en su trayectoria masónica. Francisco de Miranda era el primogénito de Sebastián Miranda, oriundo de las islas Canarias y de la dama criolla Francisca Antonia Rodríguez y Espinoza. Sus padres le dieron esmerada educación. Estudió en la academia de Santa Rosa y después en la universidad. En 1771 viajó a España para completar sus estudios. Ingresó al ejército, donde obtuvo el grado de capitán del regimiento de infantería de la Princesa. Prestó servicios en el norte de África, donde sobresalió por su talento y coraje.

Tenía increíble facilidad para aprender idiomas. Logró hablar fluidamente francés, inglés y alemán. En 1780 fue enviado a la guarnición de Cuba, como ayudante del coronel Juan Manuel Cagigal, destacando rápidamente por su capacidad. Pero la envidia y las intrigas de algunos oficiales le hicieron caer en desgracia, quienes le acusaron de conspirar contra la corona.

Fue llevado a la cárcel, de la que salió por los buenos oficios del citado Cagigal. De La Habana emigró a Estados Unidos, donde hizo amistad con los generales George Washington y el marqués de La Fayette, quienes tiempo después le apadrinaron en la masonería. Miranda se enroló en el ejército de Estados Unidos en la guerra contra los ingleses. Sobre su vida masónica, se sabe que fue iniciado en una logia de Filadelfia en 1783.

Recibió el grado de compañero en Londres en 1785 y el de maestro en Paris en 1797. Con ansias de gloria y el deseo de acumular conocimientos y experiencias, Miranda visitó Holanda, Alemania, Italia, Grecia, Francia, Dinamarca y Polonia. En 1787 llego a San Petersburgo, ciudad de la realeza Rusa. Allí fue presentado a su majestad imperial Catalina II. Miranda vistió el uniforme de coronel del ejército zarista.

Para seguir sus planes de independencia de Venezuela, regreso a Londres. En 1792 Miranda aceptó una invitación de Petion, el alcalde de Paris, y viajó a Francia. Ingreso al ejército francés de la revolución, donde obtuvo el grado de mariscal de campo.

En 1798 volvió a Londres, donde fundó la célebre logia ‘La Gran Reunión Americana’. Desde la capital británica, por medio de cartas a sus amigos masones españoles, en 1800 hizo fundar en Cádiz, España, la histórica logia ‘Lautaro’, donde se iniciaron después en la masonería Simón Bolívar, José de San Martín y muchos próceres suramericanos.

En 1805 Miranda viajó a los Estados Unidos en busca de ayuda para su expedición militar de 1806 a Venezuela, que culminó con su desembarco en la playa de la Vela de Coro, donde hizo flamear por primera vez la bandera venezolana.

El 19 de julio de 1810 conoció a Simón Bolívar, con quien tuvo largas tertulias en la logia ‘Gran Reunión Americana’. Invitó el joven caraqueño el 10 de octubre de 1810 a enrumbar hacia la Guaira a borde del velero ‘Avon’.

 Después de la firma de la Acta de la Independencia, el 5 de Julio de 1811, Miranda era el jefe del ejército Patriota y tuvo que hacer frente a la feroz embestida de las tropas españoles al mando de Juan Manuel Cagigal y del capital de fragata Domingo Monteverde. El 25 de julio de 1812, para salvar a Caracas de un baño de sangre, Miranda entregó la ciudad a Monteverde.

Fue capturado y encadenado a las mazmorras del arsenal de la Carraca, en Cádiz, España, donde murió el 14 de Julio de 1816. Su nombre pasó a la inmortalidad, como el insigne precursor de la independencia de Venezuela y padre de la masonería hispanoamericana.

La policía política de Maduro emprende una purga contra la masonería venezolana

La policía política de Maduro emprende una purga contra la masonería venezolana

Los sátrapas de manual -ya sean de izquierdas, derechas o centro- detestan a la masonería. No soportan la libertad en ninguna de sus variantes. Ése es el caso de Nicolás Maduro, que ha inspeccionado a nueve logias masónicas en Venezuela, buscando los vínculos con el malogrado Óscar Pérez.

Los próceres de la independencia venezolana, como Simón Bolívar y Francisco de Miranda, fueron masones. En cambio, el fallecido antecesor de Nicolás Maduro, Hugo Chávez, intentó inscribirse en la logia de Caracas, pero no se lo permitieron.

Uno de sus miembros, que pidió anonimato, ha hecho esclarecedora revelaciones a la prensa internacional: «La masonería, en el mundo moderno, pasó de ser una sociedad secreta a ser una sociedad discreta, porque creíamos ya superada la etapa de persecuciones sin sentido contra la orden masónica. Pero hoy, en Venezuela, ya no estamos tan seguros de ello. Desde que se conoció la relación de Óscar Pérez con la masonería hemos sido objeto de escrutinio e investigación, irrespetando principios democráticos elementales».

«Muchos queremos limpiar el nombre de nuestro querido hermano Óscar Pérez. Es decir, un masón que fue asesinado en una ejecución extrajudicial, pues manifestó su rendición y disposición de entregarse. Más allá del asesinato físico, está el asesinato moral del Gobierno nacional al calificarlo como terrorista. Un masón no es terrorista. Si bien cometió un delito al robar el helicóptero y las armas del comando de la GN, no cometió ningún asesinato o dejó heridos en las acciones que ejecutó, porque era un masón que respetaba la vida», advierte otro integrante de logia.

En Venezuela todos saben que Simón Bolivar, Francisco de Miranda y la mayoría de los próceres de la Independencia fueron masones; también lo fueron el general Rafael Urdaneta, José María Vargas, Diego Bautista Urbaneja, el maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa. Los masones dieron al país 55 presidentes durante el período 1811-1899; luego, en el siglo XX, otros dos: Raúl Leoni y Octavio Lepage, ambos del partido Acción Democrática, y recientemente Juan Guaidó.

La dictadura tiene miedo a la masonería y lo está traduciendo en acciones de exterminio, en crímenes contra masones, como les ocurrió a Oscar Pérez y José Díaz Pimentel, entre otros muchos.

El régimen de Maduro además se sospecha que está detrás de la desaparición de otros masones, como el teniente coronel Juan Hurtado, cuyo caso se encuentra reseñado en el apartado 25 del capítulo III del Informe de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. El otro hermano desaparecido es el comisario  Walker Muñoz, miembro del Sebin.

Allí hubo una investigación, un funcionario que es masón encontró supuestas irregularidades en esas desapariciones. La Gran Logia sabe sobre este tema porque fueron ellos quienes recibieron las denuncias y activaron la investigación. El investigador tuvo que huir fuera del país, esa información ya está compartida con las autoridades.

Existen masones que han sido elevados a testigos en la Corte Penal de La Haya,  por denunciar  los crímenes  que ha cometido el régimen de Maduro. En particular, se trata del hermano William Jiménez Gaviria, quien estaba en la morgue cuando llegaron los cuerpos de Oscar Pérez y sus acompañantes. Fue el primer funcionario del estado que denuncio el ajusticiamiento extrajudicial.

También hay masones presos. No se sabe cuántos, pero hay un masón expreso político que es testigo y los ubica en cantidades en las cárceles imputados por crímenes políticos. Él ha prestado su declaración. Se trata del hermano Eduardo Figueroa.  El impacto de la persecución de Maduro sobre la orden es general, afecta a todos los orientes.

El trabajo de inteligencia e infiltración del régimen sobre la orden es prácticamente un hecho, como toda dictadura, igual hizo Franco quien persiguió a los masones creyendo en una conspiración judeomasonica.

Los dictadores tienen esa naturaleza, cuando se quitan la máscara de demócratas, como lo ha hecho el señor Maduro y su régimen, que ya es indiscutiblemente una dictadura, entonces da el tratamiento de enemigo político a los masones.

Ocurre que si ya eres un adversario político por tu pertenencia a un partido, tal es el caso de Juan Guaidó, quien es el presidente legítimo de Venezuela y uno de los líderes de Voluntad Popular, en su caso la amenaza es doble, porque ya el régimen sabe que es miembro de la orden, están sus fotos publicadas visitando Brasil y recibiendo por parte de los hermanos el trato de presidente. También es público su video invitando a los masones del mundo a apoyarle, pero además ya los amigos de Maduro en Zurda Konducta lo han mencionado junto con Oscar.