La Gran Logia Simbólica de España renueva su Gran Consejo

Xavier Molina toma posesión del cargo de Gran Maestre con un sólido respaldo

La  𝗔𝘀𝗮𝗺𝗯𝗹𝗲𝗮 𝗚𝗲𝗻𝗲𝗿𝗮𝗹 𝗱𝗲 𝗹𝗮 𝗚𝗿𝗮𝗻 𝗟𝗼𝗴𝗶𝗮 𝗦𝗶𝗺𝗯ó𝗹𝗶𝗰𝗮 𝗘𝘀𝗽𝗮ñ𝗼𝗹𝗮 𝗱𝗲 2021 celebrada en Barcelona  el pasado 12 de junio, fue el escenario en el que Xavier Molina tomó posesión de su cargo de Gran Mestre por segundo mandato consecutivo. Durante este acto, la principal obediencia masónica liberal del país ibérico, mostró al dirigente un sólido respaldo una vez resultó reelegido por “abrumadora” mayoría en las elecciones celebradas en marzo.  

Antes más de un centenar de asistentes, junto a los conectados telemáticamente, desde la organización se congratularon por el “𝗲𝗷𝗲𝗺𝗽𝗹𝗼 𝗱𝗲 𝗼𝗿𝗴𝗮𝗻𝗶𝘇𝗮𝗰𝗶ó𝗻, 𝗱𝗲 𝗲𝗳𝗶𝗰𝗮𝗰𝗶𝗮 𝘆 𝘀𝗼𝗯𝗿𝗲 𝘁𝗼𝗱𝗼 𝗱𝗲 fraternidad” experimentado durante la jornada, según expresaron en el comunicado difundido en distintos foros. La asamblea, presidida por el Venerable Maestro de la Logia Pedra Tallada, de Palafrugell (Girona), fue el marco en el que se renovó por sufragio universal 𝗲𝗹 𝗚𝗿𝗮𝗻 𝗖𝗼𝗻𝘀𝗲𝗷𝗼 𝗦𝗶𝗺𝗯ó𝗹𝗶𝗰𝗼, al igual que los 20 Grandes Consejeros, cuyos nombres no han trascendido. 

Nuevo equipo de gobierno de la GLSE.

LA SIMBÓLICA SIGUE CRECIENDO

Según el comunicado difundido por la GLSE, “fueron momentos de gran emotividad. Para muchos era una despedida después de tres años de duro y provechoso trabajo, y 𝗻𝗼 𝗳𝗮𝗹𝘁𝗮𝗿𝗼𝗻 𝗮𝗹𝗴𝘂𝗻𝗮𝘀 𝗹á𝗴𝗿𝗶𝗺𝗮𝘀 𝗱𝗲 𝗲𝗺𝗼𝗰𝗶ó𝗻 𝘆 𝗱𝗲 𝗴𝗿𝗮𝘁𝗶𝘁𝘂𝗱”. Los Grandes Oficiales salientes leyeron sus últimos informes, en los que se confirmó que 𝗹𝗮 𝗚𝗟𝗦𝗘 𝘀𝗶𝗴𝘂𝗲 creciendo, tanto en número de logias como de hermanos. Las cuentas, igualmente, gozan de buena salud; la actividad internacional se ha incrementado y se demostró el buen trabajo realizado por la Comisión de Solidaridad. Así, destacaron la presentación de los 𝘁𝗿𝗲𝘀 𝗹𝗶𝗯𝗿𝗼𝘀 (𝗔𝗽𝗿𝗲𝗻𝗱𝗶𝘇, 𝗖𝗼𝗺𝗽𝗮ñ𝗲𝗿𝗼 𝘆 𝗠𝗮𝗲𝘀𝘁𝗿𝗼), elaborados bajo la dirección del Gran Primer Vigilante.

En otro orden de cosas, se renovaron los miembros de la cada vez más activa Comisión de Solidaridad. Se aprobó también la modificación del texto de los Reglamentos Generales que se planteó hace un año y juraron su cargo, para el periodo 2021-2024, los nuevos Grandes Consejeros, entre ellos el nuevo presidente del Distrito Centro, hermano Miguel Ángel. De entre los demás, muchos eran nuevos; otros repetían pero en un oficio distinto, y tan solo dos (el Gran Maestre y la Gran Secretaria) continuarán con su actual cometido.

Xavier Molina afronta su segundo mandato al frente de la GLSE.

𝗘𝗟 𝗚𝗥𝗔𝗡 𝗠𝗔𝗘𝗦𝗧𝗥𝗘, 𝗖𝗢𝗡 𝗠𝗔𝗡𝗗𝗜𝗟 𝗗𝗘 𝗖𝗢𝗠𝗣𝗔Ñ𝗘𝗥𝗢

El momento de mayor intensidad llegó con el 𝗱𝗶𝘀𝗰𝘂𝗿𝘀𝗼 𝗱𝗲 𝘁𝗼𝗺𝗮 𝗱𝗲 𝗽𝗼𝘀𝗲𝘀𝗶ó𝗻 𝗱𝗲𝗹 𝗿𝗲𝗲𝗹𝗲𝗴𝗶𝗱𝗼  𝗫𝗮𝘃𝗶𝗲𝗿 𝗠𝗼𝗹𝗶𝗻𝗮. Hace tres años, en la Asamblea de Vitoria, Molina sorprendió a todo el mundo cuando se quitó el collar y el mandil de Gran Maestre, se calzó un sencillo mandil blanco de aprendiz masón y así leyó su discurso programático, que ha cumplido “más que sobradamente”, subrayaron.

Esta vez, en Barcelona, hizo lo mismo: 𝗰𝗮𝗺𝗯𝗶ó 𝗲𝗹 𝘀𝗼𝗹𝗲𝗺𝗻𝗲 𝗺𝗮𝗻𝗱𝗶𝗹 𝗱𝗲 𝘀𝘂 𝗰𝗮𝗿𝗴𝗼 𝗽𝗼𝗿 𝗼𝘁𝗿𝗼 𝗯𝗹𝗮𝗻𝗰𝗼, 𝗽𝗲𝗿𝗼 𝗲𝘀𝘁𝗮 𝘃𝗲𝘇 𝗲𝗻 𝗴𝗿𝗮𝗱𝗼 𝗱𝗲 c𝗼𝗺𝗽𝗮ñ𝗲𝗿𝗼, y así leyó su intervención. Habló del sentido que tiene la existencia de Grandes Logias u organizaciones que integren a los talleres; de la necesidad de trasladar a la organización grande el espíritu, la personalidad, el sentimiento de pertenencia y de grupo humano sólido que tiene cada logia. Pero también de la necesidad de 𝗳𝗼𝗺𝗲𝗻𝘁𝗮𝗿 𝗹𝗮 𝗱𝗶𝘃𝗲𝗿𝘀𝗶𝗱𝗮𝗱, 𝗱𝗲 𝗽𝗿𝗼𝘁𝗲𝗴𝗲𝗿 𝗽𝗼𝗿 𝗲𝗻𝗰𝗶𝗺𝗮 𝗱𝗲 𝘁𝗼𝗱𝗼 𝗲𝗹 𝗹𝗶𝗯𝗿𝗲𝗽𝗲𝗻𝘀𝗮𝗺𝗶𝗲𝗻𝘁𝗼, el respeto al otro, la convivencia entre personas y grupos distintos. En su alocución manifestó que “las puertas de la GLSE deben seguir abiertas, porque d𝗲𝗯𝗲 𝗹𝗶𝗱𝗲𝗿𝗮𝗿 𝘂𝗻 𝗰𝗮𝗺𝗯𝗶𝗼 𝗱𝗲 𝘁𝗲𝗻𝗱𝗲𝗻𝗰𝗶𝗮 𝗲𝗻 𝗹𝗮 m𝗮𝘀𝗼𝗻𝗲𝗿í𝗮 𝗹𝗶𝗯𝗲𝗿𝗮𝗹 𝗲𝘀𝗽𝗮ñ𝗼𝗹𝗮, 𝗳𝗿𝗮𝗴𝗺𝗲𝗻𝘁𝗮𝗱𝗮 𝗵𝗮𝘀𝘁𝗮 𝗲𝘅𝘁𝗿𝗲𝗺𝗼𝘀 𝗶𝗺𝗽𝗲𝗻𝘀𝗮𝗯𝗹𝗲𝘀, dividida por egos y personalismos”.

En conclusión, se trató de “𝘂𝗻𝗮 a𝘀𝗮𝗺𝗯𝗹𝗲𝗮 𝗚𝗲𝗻𝗲𝗿𝗮𝗹 𝗺𝗼𝗱é𝗹𝗶𝗰𝗮, 𝘀𝗲𝗿𝗲𝗻𝗮, 𝗮𝗹𝗲𝗴𝗿𝗲 𝘆 𝗱𝗲𝘀𝗱𝗲 𝗹𝘂𝗲𝗴𝗼 𝗲𝗺𝗼𝘁𝗶𝘃𝗮. Quedó claro que 𝗹𝗮 𝗚𝗟𝗦𝗘, 𝗺á𝘀 𝘂𝗻𝗶𝗱𝗮 𝘆 𝘀ó𝗹𝗶𝗱𝗮 𝗾𝘂𝗲 𝗻𝘂𝗻𝗰𝗮, seguirá con su trabajo, cada vez más dinámica, más numerosa, más eficaz y más fraternal”.

“Suárez al paredón por rojo y por masón”

A continuación, les compartimos el escrito publicado por el Secretario General de la Fundación para el Avance de la Libertad el día 12 de junio de 2021 en el diario Atlántico de Galicia.

El alegato a favor de la aportación de la masonería en el desarrollo de España no tiene desperdicio y recoge las tensiones que se vivieron en la Transición cuando durante el Gobierno de Adolfo Suárez se legalizó, no sin muchísimas tensiones internas dentro de la Unión de Centro Democrático (UCD), la masonería. Disfrútenlo:

Durante el Gobierno del centrista Adolfo Suárez se legalizó la masonería en España.

La masonería ha sufrido en España mayor persecución que en los países avanzados de nuestro entorno, e incluso hoy sigue mal vista por una parte de la sociedad, que repite todo tipo de clichés infundados. El férreo control de la estructura social y de los valores predominantes por parte de la Iglesia Católica ha sido un factor del rechazo a la masonería, pese a que también hay toda una rica tradición de sacerdotes y obispos católicos que fueron simultáneamente masones.

Cuando el sacerdote catalán Sardà i Salvany escribe en 1884 su ensayo “El liberalismo es pecado” identifica en los valores liberales los peligros que los sectores más tradicionalistas del catolicismo asocian con la masonería. No en vano, liberalismo y masonería son realidades que avanzan en paralelo, en todo Occidente, desde la consolidación del pensamiento ilustrado.

Obviamente no todo liberal es masón ni todo masón es liberal, pero el área de intersección entre esos dos mundos es particularmente amplia y sus resultados son especialmente fecundos. En fechas tan tardías como las de la Transición española de los setenta aún se oyen en España eslóganes como “Suárez al paredón por rojo y por masón”. Nada tenía de “rojo”, obviamente, el primer presidente democrático tras el franquismo -y último secretario nacional del Movimiento-, y tampoco se le conoce iniciación en logia alguna.

Ese lema de los nostálgicos del régimen anterior da una idea precisa de cómo en España se ha tachado con frecuencia de masón todo aquello que representara la apertura y la modernización de nuestro país, o simplemente la consolidación de las instituciones del liberalismo político.

Nunca nos han faltado autores conservadores y nacionalistas que emplearan la masonería como espantapájaros, y cabe destacar al incalificable Ricardo de la Cierva como uno de los más prolíficos. Este historiador se permite definir la masonería como “una secta satánica cuya finalidad es la destrucción de la Iglesia Católica”, nada menos. Por fortuna, sólo una pequeña parte de la sociedad e incluso del conservadurismo español o latinoamericano mantiene hoy viva esa obsesión ancestral contra los masones. Pero aún resuena en nuestra sociedad el último discurso un Franco ya casi moribundo, desde el balcón del Palacio Real madrileño: “En Europa se ha armado una conspiración masónica izquierdista de la clase política” contra España.

A los masones se les acusa de introductores de la Reforma, después se les percibe como afrancesados y luego, durante todo el siglo XIX, como impulsores de la monarquía constitucional frente a la absoluta, como partidarios de la emancipación de las colonias o como favorecedores de nuestra primera república, ese rallo de luz que duró un suspiro.

Cabe decir que el problema de España no fue, ni mucho menos, el exceso de influencia de los librepensadores a lo largo de nuestro convulso siglo XIX, sino precisamente la resistencia feroz y suicida de nuestras élites frente al cambio que habría sido necesario en cada etapa.

Ahora que está en boga el revisionismo histórico al estilo de Elvira Roca Barea, fenómeno paralelo al vertiginoso resurgimiento de nuestro nacionalpopulismo, muchos españoles vuelven a desconfiar de todo lo masónico, no ya por “anticatólico” sino por “antiespañol” o pro-extranjero. Lo masónico, asociado en el pasado a lo anglosajón o a lo francés, se ve ahora injustamente vinculado al llamado “globalismo”, que sería el plan malévolo de unas élites secretas para instaurar un “nuevo orden mundial”.

En la componente política del rechazo a la masonería en España pesó mucho el papel jugado por insignes masones en los procesos de independencia de las repúblicas latinoamericanas y, muy notablemente, de Filipinas. Pero ese mismo rol destacado lo tuvieron también los muchos masones que formaron parte del núcleo más ilustre de “founding fathers” estadounidenses, y lo tuvieron también cientos de librepensadores en toda Europa.

Lo que pasó en España fue que tuvieron que esconderse más que en otros países. Y, pese a ello, también en nuestro país fueron muy relevantes. Recordemos por ejemplo el caso del gobernante liberal  Práxedes Mateo Sagasta. Es normal que los próceres criollos de la América hispana miraran allí donde había prosperidad: París, Londres y la joven república norteamericana. Es normal que, desasistidos y vampirizados por una metrópoli lejana y caótica, volvieran la espalda a sus instituciones políticas y a la alta jerarquía religiosa que ejercía un control ideológico extremo sobre sus sociedades.

Una parte sustancial de aquella élite se enrocó en la culpabilización del liberalismo y de la masonería, se encastilló en la defensa de la tradición más rancia y del catolicismo menos evolucionado, y tan pronto como en Europa surgió el nacionalpopulismo, ya en el primer tercio del siglo XX, tuvo de inmediato su expresión española. Eso sí nos dimos prisa en importarlo.

Tal vez una España más abierta a las influencias que llegaban del Norte de los Pirineos habría sido una España más adelantada y más libre, y por ello más próspera, porque la prosperidad siempre es el resultado de la libertad. Hoy la masonería, tanto la de obediencia inglesa como la de inspiración francesa o liberal, es un fenómeno pujante en España, pero nuestra sociedad tiene una deuda de reconocimiento al aporte histórico de sus francmasones.

San Sebastián acepta la escultura masónica de la logia Altuna

Por acuerdo de una reciente Junta de Gobierno, la obra de José Miguel Utande se convierte en un bien municipal

El Ayuntamiento de San Sebastián ha aceptado formalmente la donación de la escultura de la logia Altuna Berri ‘Memoria de una luz: Fraternidad’, colocada en el Jardín de la Memoria, en  la ribera de Loiola. La obra rinde homenaje a los masones donostiarras represaliados por el franquismo.

Imagen de la escultura donada al Ayuntamiento donostiarra.

Aunque la escultura está instalada en su emplazamiento actual desde hace ya más de 3 años, no ha sido hasta la celebración de una reciente Junta de Gobierno en la que se ha recibido la escultura por parte del Consistorio para incorporarlo al catálogo de bienes municipales.

En su página web, la logia Altuna informa de la donación de esta escultura realizada por el escultor madrileño José Miguel Utande. Está dedicada especialmente a los miembros de la Logia Altuna Nº. 15, que precedió a la existente en la actualidad. Ésta trabajó entre 1932 y 1936, cuando cesó su actividad a causa del conflicto bélico causado por la Guerra Civil.

Memoria Histórica

La Logia Altuna Nº. 52 estableció desde su nacimiento la necesidad de recuperar la memoria histórica de la Altuna nº 15. Desde 2001, año de su fundación, estableció un grupo de trabajo e investigación con este objetivo. El Archivo de la Memoria Histórica de Salamanca aportó muchos registros relacionados con la Altuna No. 15. y con sus miembros. La gran mayoría fueron perseguidos y en algunos casos juzgados por el Tribunal de Represión de la Masonería y el  Comunismo, bajo los delitos contemplados en la ignominiosa Ley del mismo nombre.

Fruto de estas investigaciones, la logia publicó en 2016 el libro ‘Memoria de una Luz’ relativo a las investigaciones realizadas a lo largo de catorce años. Este libro responde al objetivo de búsqueda de la verdad y restablecimiento del buen nombre de ciudadanos ejemplares que fueron perseguidos de manera ignominiosa durante el franquismo, pero es necesario complementar ese recuerdo con un lugar que nos permita el homenaje y el recuerdo permanente y la posibilidad de ser fieles a la memoria de los hombres y mujeres perseguidos por el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo, entre los que se encontraban muchos miembros de la Logia masónica Altuna Nº. 15 (1932-1936), así como otros muchos donostiarras y guipuzcoanos. Así nació el proyecto de esta escultura. Es la única en España realizada por masones y dedicada a la memoria de todos los masones del pasado.

La Obra y el Autor

José Miguel Utande (Madrid 1951) es un reputado escultor madrileño. Ya despuntó en París en los años setenta y ochenta del siglo XX, ganando el prestigioso Premio Normandía. Posteriormente también ganó el Premio Nacional de Escultura CAMPV en 1985. Más allá de su currículum como artista, hay que destacar el firme compromiso de Utande con la libertad, que se manifiesta en todas sus obras. Su obra monumental “Tres” (Pradolongo Madrid) ya anunciaba su compromiso con la restitución de la injusta fama que ha perseguido a los masones.

Por eso, cuando la Logia Altuna Nº. 52 le propuso la idea de realizar una escultura específica en recuerdo a los masones y a las personas represaliadas por el Tribunal de Represión de la Masonería, no lo dudó un instante. Puso toda su sabiduría escultórica al servicio desinteresado de esta causa. Sólo de esta manera, una obra de esta dimensión de “Memoria de una Luz” puede llegar a ser realidad.

Simbólicamente la obra recrea el triángulo equilátero sobre los que descansan los postulados de la masonería liberal y adogmática: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Al mismo tiempo, desde la visión cenital recrea el símbolo del infinito. Así nos hace partícipes de esa reflexión existencial que preside toda la acción simbólica de la Masonería.

Un momento de la inauguración de la escultura hace 3 años.

Inauguración

La escultura “Memoria de una Luz” se inauguró el 30 de junio de 2018. El acto contó con la presencia de más de 100 personas. Entre ellas podemos contar con masones y masones de más 18 Logias y 5 Obediencias masónicas diferentes. Contó con la especial presencia de Xavier Molina, Gran Maestre de la Gran Logia Simbólica Española. A ella también asistieron representantes del  Ayuntamiento de Donostia San Sebastián, como Ernesto Gasco, Teniente de Alcalde de la ciudad y Miguel Anjel Diez, Concejal del Distrito Este de la capital donostiarra.

La Inauguración se realizó con un sencillo ritual masónico redactado por la GLSE para la ocasión. La escultura se inauguró bajo los auspicios de la Verdad, la Justicia y la Reparación, principios rectores de la Memoria Histórica. Varios medios se hicieron eco del acto en la prensa escrita y en la radio. Puede obtener más información sobre la Inauguración de la escultura en esta página.

Cerca de 300 persona de 15 países participan en las jornadas de masonería de Constante Alona

Cerca de 300 personas de 15 países distintos, la mayoría de habla española, han participado en las dos primeras sesiones de las ‘I Jornadas Masonería y los Retos del Siglo XXI’ organizadas por la logia Constante Alona de Alicante.

Una conferencia en la universidad.

Las inscripciones llegaron a desbordar las previsiones más optimistas de la organización, que inicialmente preveían la participación de un centenar de asistentes; sin embargo, el respaldo de CLIPSAS y especialmente de su recién electo presidente, el colombiano Iván Herrera Michel, provocaron un efecto llamado entre los masones de los países latinoamericanos.

Así las cosas, Constante Alona se vio en la necesidad de ampliar la capacidad de la plataforma Zoom hasta 300 asistentes, que prácticamente fueron completadas a pocas horas del arranque de las conferencias.

El comité organizador ha expresado su satisfacción y agradecimiento ante el enorme respaldo otorgado por el pueblo masónico y el alto valor formativo e intelectual de los ponentes, cuyas intervenciones están a disposición de los interesados en un canal de youtube abierto por la logia Constante Alona.

La segunda sesión de las jornadas continuará este fin de semana.

La segunda ronda de las jornadas se celebrará en otras dos sesiones que tendrán lugar los días 19 y 20 de junio a las 10 de la mañana, hora española con las temáticas de libertad de expresión, así como feminismo, mujer y masonería. En la primera intervendrá Joan Francesc Pont; mientras que en la segunda lo harán Mariano Beltrán, Pilar Giráldez y Teresa Bellido.

Joan Francesc Pont Clemente es catedrático de Universidad en la Universidad de Barcelona. Es miembro de la Real Academia de Estudios Económicos y Financieros. Ha publicado numerosas obras de su especialidad y de masonería. Ha sido Gran Comendador del Supremo Consejo Masónico de España.

Mariano Beltrán es psicólogo y activista en favor de los derechos humanos. En el año 2021 fue nombrado miembro del Observatorio de Amnistía de México. Es colaborador habitual en medios españoles como el Huffington Post.

Pilar Giráldez es la actual Gran Maestre Adjunta de la Gran Logia Simbólica de España, la obediencia masónica adogmática y liberal con más miembros del estado. Ha impartido numerosas conferencias sobre masonería.

Teresa Bellido es teóloga. Ha sido Venerable Maestra de la Logia Tartessos de Sevilla. Ha sido ponente de numerosas conferencias sobre temas masónicos en España y ha jugado un papel fundamental en la consolidación de la masonería adogmática en Andalucía y Ceuta.

Simposio para profundizar en ‘La Tradición Iniciática en la Masonería’

Si algo define y distingue a la masonería de otras instituciones, es que es poseedora de una tradición iniciática propia. Ése es el método trasformador que propone a sus miembros, el legado recibido de tiempos ancestrales y el tesoro que transmite a las generaciones futuras, según ha informado la Gran Logia de España (GLE) a través de su newsletter.

La iniciación constituye la esencia de la masonería.

Pero, ¿qué significa esto realmente? Comprender el carácter iniciático de la Masonería es penetrar en su verdadera esencia. Bajo la dirección del Venerable Hermano Pere Sánchez, la GLE celebrará los próximos 19 y 20 de junio un simposio telemático sobre ‘La Tradición iniciática en la Masonería’. Las sesiones, que concentrarán a un nutrido grupo de estudiosos y conocedores de esta tradición, se celebrarán por la tarde, de 17:00 a 20:30 horas.

La inscripción puede realizarse a través de los siguientes enlaces: https://us02web.zoom.us/webinar/register/WN_mys5kwToTFS2GlkzZrHPAQ?ct=t(Y_COPY_01

https://us02web.zoom.us/webinar/register/WN_rJJOwv2LSSGt_wtN4cX9rw?ct=t(Y_COPY_01

A lo largo de la tarde del sábado 19 de junio los ponentes profundizarán en algunos de los aspectos fundamentales que configuran la iniciación masónica. En sus intervenciones se abordará el sentido de la iniciación como una muerte a lo profano y el nacimiento a una vía espiritual, el secreto Iniciático y su relación con los misterios menores y mayores, el peso del lenguaje simbólico en la iniciación masónica y el significado de la invocación a la gloria del Gran Arquitecto del Universo con la que se abren los trabajos masónicos.

En la tarde del domingo 20 de junio, el simposio se centrará en desgranar la praxis de la iniciación masónica. Por un lado, su impacto en el modo en que el iniciado en los secretos y misterios de la Masonería afronta cuestiones esenciales para la vida diaria como la ética, la moral la caridad o la filantropia. ¿Cuál es la perspectiva iniciática de estas cuestiones? Por otro lado los ponentes reflexionarán sobre algunos aspectos prácticos de la vivencia de los trabajos masónicos, como las diferentes formas y técnicas de meditación de Oriente y Occidente integrables en la Tenida o el papel del silencio, la palabra y la lectura de textos sagrados en nuestros trabajos.

La masonería abre sus puertas al mundo profano en Alicante

Entre los ponentes se encuentran figuras como Vicenç Molina, Andrés Martínez Moscoso, Joan Francesc Pont, Mariano Beltrán y Pilar Giráldez. La fecha límite de inscripción es el 8 de junio y puede formalizarse a través del enlace: https://forms.gle/6zyazMWJEr2A4fpZ8

Cartel anunciador de las jornadas organizadas por la logia Constante Alona.

Fiel a su lema de ser una orden discreta, pero no secreta, la masonería alicantina se ha propuesto abrir las puertas al mundo profano gracias a las tecnologías que proporcionan las redes sociales. La logia Constante Alona, la más antigua y de más tradición de Alicante y alrededores, lleva meses trabajando en unas jornadas en las que participarán ponentes y expertos de masonería y otros temas de actualidad del más alto nivel.

En el marco de las bautizadas como ‘I Jornadas Masonería y los Retos del Siglo XXI’, la Constante Alona, perteneciente al Gran Oriente de Francia, ha organizado una serie de coloquios que tendrán lugar los días 11, 12, 19 y 20 de junio.

El evento es gratuito y se celebrará on line, aunque el aforo está limitado a 80 personas. Insisten desde la logia liberal y adogmática en subrayar que “la participación está abierta a cualquier persona interesada”, siempre y cuando se formalice la inscripción en cualquiera de los enlaces puestos a disposición de los usuarios a través de plataformas como Facebook, Twitter e Instagram o el enlace que ofrecemos al inicio de la noticia.

“El propósito es crear un espacio de reflexión y debate sobre algunos de los asuntos angulares de los tiempos presentes desde el enfoque de la masonería adogmática y liberal”, informa la organización. Las Jornadas se estructuran en cuatro bloques: medio ambiente y desarrollo sostenible, laicismo y educación, libertad de expresión y feminismo, mujer y masonería. Contará como ponentes, entre otros con  Vicenç Molina, Andrés Martínez Moscoso, Joan Francesc Pont, Mariano Beltrán y Pilar Giráldez. La fecha límite de inscripción es el 8 de junio.

Ciclo de conferencias sobre los 400 años del rosacrucismo en el mundo

La Fundación Rosacruz ha puesto en marcha un ciclo de conferencias sobre los 400 años del rosacrucismo en el mundo. Bajo el título 'Hermetismo y Rosacruz', entre el 19 de mayo y el 19 de junio, expertos de todo el mundo se darán cita en la librería Alibri de Barcelona para conocer la historia de esta tradición a la que se han adherido algunas de las más insignes figuras e intelectuales del mundo.

Cartel informador sobre las jornadas de rosacrucismo.

La inauguración de la exposición corrió a cargo de Eduard Berga, quien presentó el catálogo 'Los 400 años de la Rosacruz en el mundo'. Entre los ponentes, se encuentran expertos como Jesús Zatón, Vicente Gorrís, Michel y Rosa María Cohen o Francisco Casanueva. Para inscribirse, puede hacerse a través del mail info@fundacionrosacruz.org 

El término rosacruz se refiere originalmente a una legendaria orden secreta que habría sido fundada, según la “Fama Fraternitatis” publicada en 1614, por «[…] el Padre Divino y altamente iluminado, nuestro Hermano C.R.», iniciales de Christian Rosenkreuz, supuestamente nacido en 1378.

Diversas organizaciones esotéricas modernas normalmente denominadas fraternidades u órdenes, que dependiendo de la organización, usan rituales relacionados, cuando menos en sus formas, con la francmasonería, reivindican ser las herederas de la legendaria Orden Rosacruz, dada a conocer públicamente en el siglo XVII.

El periodista John Müller disertará sobre el futuro de las democracias

Organizado por la Gran Logia de España (GLE), el periodista John Müller impartirá el 19 de mayo la conferencia 'El futuro de las democracias en el siglo XXI' a través de la plataforma Zoom.

Invitación a la conferencia de John Müller organizada por la GLE.

Los sistemas democráticos se encuentran amenazados en el mundo por el avance de las ideologías totalitarias, con la emergencia de partidos que cuestionan las bases del liberalismo. Ni Europa, ni España, son una excepción a este fenómeno.

Así las cosas, desde la GLE, a través de su newsletter, han hecho extensiva la invitación a la videoconferencia y muestran su preocupación por el fenómeno sociológico que se viene observando en los últimos lustros.

“Las democracias están en retroceso en el planeta. Hoy hay más personas viviendo en regímenes autoritarios que en democracia”, aseveran en el texto. “La deriva populista, por un lado, y la seducción de los sistemas totalitarios eficientes, por otro, están erosionando los sistemas democráticos”, manifiestan.

BIOGRAFÍA DE MÜLLER

Nacido en Chile, John Müller es una de las grandes voces del periodismo en España. Tras graduarse en Periodismo en la Universidad Católica de Chile (1985), cursó estudios de posgrado en la Universidad de Navarra.

De vuelta a Chile, se convierte en corresponsal de Diario 16 y editor de 'Hoy', uno de los altavoces del movimiento democrático que en 1988 venció en el plebiscito que puso fin a la dictadura militar de Augusto Pinochet.

A partir de 1989 se afinca en España y participa en la fundación del diario 'El Mundo', donde ha desarrollado gran parte de su carrera profesional. Es coordinador, autor o coautor de siete libros, entre los que figura 'Leones contra dioses' (2015), una crónica analítica de la primera parte de la actual crisis económica española. Actualmente es redactor y columnista del diario ABC, y presenta el programa Primera Pauta en Radio Pauta en Chile.