La GLSE planea instalar una tercera copia de la obra ‘Memoria de una luz’ en alguna ciudad de Andalucía

Reproducción del monumento masónico que se prevé instalar en Barcelona.

Barcelona contará pronto con un nuevo monumento de inspiración masónica. Así lo ha anunciado en redes sociales la Gran Logia Simbólica de España (GLSE), promotora de esta iniciativa.

La ciudad condal es una de las que atesora mayor patrimonio masónico en España y ya dispone de algunos momentos relevantes, como el dedicado a Ferrer y Guardia en el parque de Montjuïc, pero desde la GLSE esperan que esta nueva obra sea “la más notoria”.

La obediencia liberal está negociando con el Ayuntamiento de la capital catalana la colocación de una copia exacta de la gran escultura ‘Memoria de una luz’, que el artista madrileño José Miguel Utande donó a la ciudad de San Sebastián.

Esta obra, fruto del esfuerzo de la Logia Altuna (nº 52 de la GLSE), fue inaugurada por el Gran Maestre de la GLSE, Xavier Molina, el 30 de junio de 2018 en el Jardín de la Memoria de la capital donostiarra. Está dedicada a las víctiamas de la represión franquista, que se cebó cruelmente con los masones. Ahora se estudia la colocación de una reproducción idéntica en Barcelona. El tercer paso, que cerrará un “triángulo” monumental en España, será una tercera copia en Andalucía.

Barcelona, en cualquier caso, posee un rico patrimonio masónico, con lugares tan emblemáticos como la biblioteca Arús o su propio diseño urbanístico, trazado bajo los ideales de la masonería, aunque no es la única. Madrid, Cádiz o Salamanca son algunos otros de los puntos geográficos destacados en las rutas masónicas de España.